Existen plataformas y aplicaciones que permiten a viajeros encontrar alojamientos gratuitos EN TODO EL MUNDO. No es mito… es realidad. Las opciones están ahí y hay que aprovecharlas.

¿Cómo dormir gratis cuando viajamos?

Workaway, Wwoof y Helpx: son plataformas para hacer voluntariados en todo el mundo de acuerdo a los intereses de cada viajero. Se debe pagar un monto anual para hacer parte de estas comunidades. Ninguna sobrepasa los 50 dólares anuales.

El intercambio se hace de la siguiente manera: el viajero trabaja durante 5 horas al día 5 veces a la semana a cambio de alojamiento y comida gratis. Estas son las condiciones generalmente aunque los anfitriones pueden cambiar su oferta.

Son herramientas ideales para conocer tradiciones locales, para hacer nuevas amistades o para probar nuestras habilidades. Hay voluntariados con ONGS, hostales, Universidades, centros de inglés, bares, restaurantes… las posibilidades son infinitas.

House Sitting: esta plataforma requiere de un pago anual para hacer parte de la comunidad. La idea es básica: personas de todo el mundo necesitan personas que cuiden sus casas y mascotas cuando están de viaje.

Regar las plantas, alimentar perros y gatos, limpiar la casa o encender las luces en la noche son algunas de las tareas más comunes cuando se cuida un hogar. Esta es una alternativa ideal para visitar lugares costosos.

Warm Showerses la comunidad que ofrece alojamiento gratuito a viajeros que van en bicicleta. Personas de todo el mundo le abren la puerta de sus casas a aquellos que se atreven a recorrer el mundo en dos ruedas.

Couchsurfing: es una plataforma web y aplicación que nos permite alojarnos con en la casa de personas que reciben viajeros de todo el mundo. Por un pago anual se puede verificar la cuenta y abrir más opciones para alojarse.

Camping salvaje: nada mejor que buscar un lugar tranquilo para poner la carpa y pasar la noche. Sin permisos, sin pagos y sin obligaciones. No es legal en todo el mundo. Se debe consultar la regla de cada ciudad, país o región.