RUTINA VS AVENTURA

Las personas se quejan constantemente por la falta de lo único que no podemos comprar. Por más dinero que tengamos, algún día nos tocará decir adiós y dejar atrás todo lo que logramos acumular.

Muchas personas creen que tener un trabajo de lunes a sábado y con tres semanas de vacaciones al año no es suficiente para tener aventuras y salir de viaje. Algunas personas creen que el tiempo solo debe gastar en trabajar, descansar, comer y compartir con la familia.

El día tiene 24 horas de las cuales debemos pasar 8 trabajando. Quedan 16 horas para descansar, alimentarnos y vivir. Si tenemos libres los domingos, generalmente lo pasamos durmiendo, de fiesta, viendo televisión, saliendo al centro comercial o compartiendo algo de tiempo con la familia.

Las vacaciones de fin de año las aprovechamos para dormir hasta tarde, comer de todo, tomar licor, visitar a los familiares, comprar regalos y decorar la casa para las fiestas de fin de año.

Cuando tenemos algo de tiempo jugamos fútbol, vamos al gimnasio, montamos en bicicleta o salimos de fiesta. Todo lo convertimos en una rutina y dejamos de lado todas las opciones que tenemos a nuestro alrededor.

Salar de Uyuni, Bolivia

Salar de Uyuni, Bolivia, 2014

Opciones si hay

Existen diferentes actividades que nos acercan a la aventura y a los mejores viajes sin necesidad de sacrificar el tiempo para trabajar en una empresa o institución. Salirnos de las rutinas y de lo establecido es un buen inicio:

  • Pequeñas aventuras: dos días pueden parecer poco pero en 48 horas se puede hacer de todo. Acampar en parque nacional, hacer una caminata de un pueblo a otro, escalar una montaña, pedalear hasta un pueblo cercano, hacer un viaje en carro. Muchas alternativas.
  • Ser guía local: acompañar a viajeros de todo el mundo por tu ciudad y mostrarles lo mejor del lugar donde vives. ¿Qué mejor forma de conocer personas y culturas?
  • Caminatas nocturnas: una buena linterna y unos buenos zapatos nos pueden llevar a lugares hermosos para ver las estrellas o nuestra ciudad desde afuera. Te sorprenderás con lo hermoso que es vivir y disfrutar la noche.
  • Bikepacking: es el deporte de aventura que más fuerza está tomando en el mundo. Una carpa, unas alforjas y un buen sleeping te llevarán a destinos sorprendentes. Sales de la oficina en la noche, duermes en la naturaleza y llegas a tiempo para iniciar la jornada de trabajo. La casa no es el único lugar para dormir.
  • Vacaciones de más de tres días: no repetir es la mejor alternativa y siempre visitar un lugar nuevo. Buscar tiquetes baratos, planear, ahorrar y salir a explorar. La navidad y el año nuevo están sobre valorados. Debemos crear nuevas noches para reunirnos con la familia durante todo el año.

Tiempo. Hay de sobra… La sabiduría está en utilizarlo bien para vivir nuevas y mejores experiencias